Primeros pasos: Calzado para los más chicos

por Riki & Compania el 12/04/2010

Primeros pasos: Calzado para los más chicosEl calzado es tal vez, la parte más relevante del atuendo durante la infancia, ya que influye en el buen crecimiento del pie y lo protege de malformaciones, lastimaduras, caídas, uñas encarnadas y afecciones varias. Por eso se trata de una elección importante que debe contemplar varios aspectos, como calidad, economía, buen gusto, comodidad y duración.

Si tu hijo necesita renovar el calzado (y no va a ser una, sino varias veces mientras esté en edad de crecimiento), ¡nada de tomar decisiones apuradas!: hay algunas cuestiones que atender si se trata de tomar la mejor decisión.

¿Cómo distinguir un buen calzado para tus hijos?

Te enseñamos cuáles son las características básicas a tener en cuenta a la hora de elegir un calzado:

Contención: la zona del empeine debe estar siempre sujeta mediante cordones, velcros o cualquier otro sistema que contenga al pie evitando que se desborde del calzado, que pise mal o “baile” dentro de la zapatilla o zapato.

Material: Se recomienda que las zapatillas o zapatos sean de un cuero suave y liviano, no tan rígido.

Forma: a menos que tu hijo deba usar calzado especial para corregir el pie bajo prescripción médica, las botas no son una buena opción ya que impiden la movilidad del tobillo. Se recomienda siempre comprarles un calzado bajo

Altura: Siempre es conveniente que la zona del talón quede elevada, por medio de un pequeño taco en el caso del zapato y de la suela en la zapatilla

Talón: la parte trasera, que contiene el talón debe estar reforzada, mientras que el área posterior debe ser más flexible

Permeabilidad: el material debe ser en gran medida permeable, capaz de absorber la transpiración natural del pie y expulsarla hacia fuera. De lo contrario, estaría favoreciendo la proliferación de hongos, bacterias y malos olores. Hay que tener en cuenta que los niños tienen piel más delicada que los adultos.

Temperatura: dado que los pies son realmente el termómetro del cuerpo, es recomendable que el material del calzado conserve una temperatura cálida, aislándo los pies del frío y humedad exteriores. En éste aspecto, el cuero es ideal.

Suela: debe resistir sin deformarse cuando la apretamos con los dedos desde ambos laterales, especialmente la parte trasera, que soporta el talón. Debe tener buen agarre para evitar caídas y resbalones.

Adaptabilidad: dado que todos los pies son distintos entre sí, es importante que el material se adapte a la morfología de cada uno, si bien llevará varios usos despojarlo de su rigidez inicial.

Dimensiones: un calzado es de la talla correcta cuando respeta los siguientes parámetros:

  • Ancho: debe permitir mover libremente los dedos de los pies
  • Largo: debe haber entre 1 y 1,15 cm de separación entre la punta del dedo más largo y el calzado.
  • Profundidad: Los dedos no deberían empujar la parte delantera del calzado. Por el contrario, debe quedarles un espacio libre

Mirá algunos de nuestros productos recomendados:

    Guillermina dedo partidoCalzado deportivo colegial acordonadoCalzado deportivo acordonadoCalzado deportivo 2 abrojosCalzado de lona acordonadoCalzado casual con cordón y abrojoZapatilla lona

Dejar un comentario